Daniel Marx: “Es preciso que Gobierno adopte decisiones más contundentes”

El exfuncionario se refirió a la necesidad de que el énfasis esté puesto en que lleguen inversiones. Y señaló: “No se puede decir que el tipo de cambio está atrasado, en tal caso el CCL está recontra adelantado”.Por Juan Pablo Álvarez

Fue secretario de Finanzas y hoy dirige la consultora Quantum. Daniel Marx es una de las personas más escuchadas por el mercado a la hora de analizar lo que sucede con la economía argentina. En diálogo con Ámbito, el economista aseguró que el Gobierno debería enfocarse en que haya ingreso de capitales y en que Argentina sea visto como un lugar atractivo para invertir.

Periodista: ¿Por qué cree que no surten efecto las medidas para domar los dólares paralelos?

Daniel Marx: Vemos al Gobierno tomando algunas medidas, después otras en diferente dirección y eso confunde. Es necesario que haya decisiones más contundentes y definitivas.

P.: ¿Lo contundente vendría por el lado fiscal y monetario?

D.M.: Tiene que haber un esquema que genere la impresión de que hay coherencia y búsqueda de estabilizar lo fiscal, lo monetario y la inflación, además de medidas cambiarias que hagan que la gente deje de buscar arbitrajes. Es difícil, porque la expectativa cambiaria está muy fuerte.

P.: ¿Las medidas que se tomaron en estos días pueden morigerar algo de esta presión?

D.M.: Algo sí. Pero el tema más importante es lograr una dinámica para que entren fondos. Haberle dicho a los extranjeros que no podían entrar ni siquiera con el Contado con Liquidación es una señal difícil. Ahora cambió, pero esas cosas complican. Respecto de la subasta que se anunció, puede servir, pero yo pondría el énfasis en otro lado. Más que dar una salida ordenada, lo importante es lograr que haya entradas. Porque si no es siempre prolongar la agonía sin solucionar el problema de fondo.

P.: ¿Es inminente un salto cambiario?

D.M.: Es necesario que cambien las expectativas para que no suceda. La paradoja es que, objetivamente, el Contado con Liquidación es un tipo de cambio en el cual Argentina está regalada. La lógica sería que si hay tranquilidad ese tipo de cambio caiga, no que el otro suba. Pero hay que llegar a eso.

P.: Y si las presiones llevaran a un salto del dólar. ¿Es posible una devaluación ordenada?

D.M.: Sí, pero no es fácil. De todas formas, la situación externa no es mala para Argentina. Tenemos un tipo de cambio por el cual la competitividad argentina se mantiene. No se puede decir que el tipo de cambio está atrasado, en tal caso el CCL está recontra adelantado. Por otra parte, las tasas de interés en el mundo están en 0. Y no es que el dólar se esté apreciando, ni que la gente corra hacia el dólar en todo el mundo. Al revés, sobran dólares en el mundo. Además, los precios de productos agrícolas son relativamente buenos. Lo que pasa en Argentina no es por una situación externa. Si sumamos que, encima, Argentina no tiene pagos de deuda en el corto plazo, vemos que se podría salir ordenadamente de esto. No es que el mundo de repente se vino en contra. Sería una oportunidad perdida no salir ordenados de esta situación.

P.: ¿La brecha puede impactar en los precios?

D.M.: Yo creo que sí, que ya está teniendo impacto. No mucho, pero algo sí. Algunos no consiguen importar productos y otros temen que la restitución que van a tener que hacer va a ser a un precio mayor, por lo que prefieren stockearse. Por lo tanto, se genera una sensación de faltante. Y cuando la gente cree que hay faltante aumenta la demanda.

P.: La centralidad que empieza a tomar Martín Guzmán, ¿es positiva?

D.M.: Se está buscando coordinación y es necesario tenerla en estos momentos. Después hay que ver cómo se llena ese espacio, pero es necesario que alguien lo haga. Alguien que pueda tomar la iniciativa y llevar adelante las decisiones que se necesitan.

P.: ¿Qué importancia le da a un acuerdo con el FMI?

D.M.: Ayuda, pero no es el elemento que define la situación. La salida tiene mucho más que ver con una estabilización y con mostrar a la Argentina como un lugar interesante para la inversión.

P.: ¿Cree que hay que reconfigurar el Presupuesto 2021 y prever un déficit menor?

D.M.: El déficit fiscal es algo que en estas circunstancias ocurre. La cuestión es qué capacidad hay de financiarlo. Si el ambiente macro mejora el déficit se reduciría inmediatamente. Nuevamente, reitero, si Argentina logra mostrarse como un lugar atractivo, rápidamente debería haber un ingreso de moneda extranjera de quienes intentan aprovechar esas oportunidades. Y eso reactivaría la economía y se generarían mayores ingresos fiscales, por lo que se reduciría el déficit. Después hay cuestiones de ciencia del gasto que yo supongo que también habría que revisar, pero es algo que lleva más tiempo. Lo fiscal, en este caso, está muy vinculado a cómo lograr generar actividad económica. Por eso es tan importante mostrar las oportunidades que hay.

P.: ¿Están siendo sobrecastigados los bonos?

D.M.: Si uno mira otros países de la región, lo de Argentina es difícil de entender. Una vez que esté clarificada la cuestión macroeconómica, los bonos deberían rendir muchísimo menos. Pero si eso no ocurre seguiremos teniendo este tipo de situación. Lo crucial para que mejoren los rendimientos es ver cómo Argentina se encarrila. Un país que no tiene nada que pagar es difícil que defaultee. Pero si el inversor ve salidas de capital humano y del capital monetario lo primero que piensa es ‘este país va a estar peor en el futuro de lo que está ahora’.

Fuente Ambito.com

Exit mobile version